Blogia

Tu Personalidad ¿Cómo eres?

La personalidad es el sentido coherente de la individualidad que se forma de los rasgos característicos del  sujeto, y sus circunstancias. Es muy importante que como jóvenes conozcamos nuestra personalidad ya que nos enfrentamos  a una gran variedad de tareas que pueden afectar nuestra vida futura. Esta incluye aspectos innatos y del desarrollo mismo. En la integración de nuestra personalidad influye la manera de manejar nuestros conflictos, regular nuestra conducta y la manera de adoptar roles sociales.  La formación de la personalidad es una larga tarea que tiene sus raíces en la infancia, pero, es crucial en la adolescencia, ya que es un tiempo donde las elecciones trascendentales se posponen mientras los diferentes elementos de la personalidad se agrupan.

No todos podemos tener la misma personalidad, pues cada ser es único e irrepetible y no puede tener las mismas características, intereses, habilidades, y expectativas sociales.

TIPOS DE PERSONALIDAD:

EL REFORMADOR: el tipo racional e idealista de sólidos principios, determinado, controlado y perfeccionista.

EL AYUDADOR: el tipo interpersonal, preocupado por los demás: generoso, demostrativo, complaciente y posesivo.

EL TRIUNFADOR: el tipo pragmático, orientado al éxito, adaptable, sobresaliente, ambicioso.

EL INDIVIDUALISTA: el tipo sensible, resrvado, expresivo, dramático, ensimismado y temperamental.

EL INVESTIGADOR: el tipo cerebral, penetrante, perceptivo, innovador, reservado y aislado.

EL LEGAL: el tipo comprometido orientado a la seguridad, encantador, responsable, nervioso y desconfiado.

EL ENTUSIASTA: el tipo activo, divertida, espontaneo, versátil, ambisioso y disperso.

EL DESAFIADOR: el tipo poderoso, dominante, seguro de si mismo, decidido, voluntarioso y retador.

EL PACIFICADOR: el tipo indolente, modesto, receptivo, tranquilizador, agradable y satisfecho.

El estudio de la personalidad surgió desde dos tradiciones diferentes, una de ellas la que considera la personalidad como un fenómeno natural y por tanto susceptible de poder ser estudiada por la ciencia natural, la otra tradición en la Edad Media se consideraba la personalidad de origen sobrenatural, en ambos casos lo primero que hay que hacer para estudiar la personalidad es clasificar las diferentes características. Los primeros estudios estaban basados en tipologías, los tipos son categorías de personalidad independiente, es decir, en función de los rasgos de un individuo se pertenece a un tipo u otro de personalidad.

En conclusión podemos decir que la personalidad esta formada por factores privados y sociales. Los jóvenes debemos  tener equilibrio entre identidad y roles sociales para poder desarrollar de manera concreta y plena la personalidad. De esta manera podemos conocer y desarrollar nuestras aptitudes, habilidades, destrezas, intereses, gustos, etc. Además conociendo todos los tipos de personalidades existentes entendemos de una mejor manera a todas las personas que nos rodean.

  //acá empieza el Loop

              

 

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres